camiones de carga que conducen a través de una pila de contenedores en un puerto de mar en Qingdao, en la provincia oriental china de Shandong en esta foto de archivo. Canadá tiene como objetivo hacer más negocios con China en medio de una creciente ola de proteccionismo. (Chinatopix a través de AP) camiones de carga que conducen a través de una pila de contenedores en un puerto de mar en Qingdao, en la provincia oriental china de Shandong en esta foto de archivo. Canadá tiene como objetivo hacer más negocios con China en medio de una creciente ola de proteccionismo. (Chinatopix a través de AP)

Mientras que el sentimiento proteccionista está en aumento, Se está alentando a las empresas canadienses a hacer más con China, que parece ser en marcado contraste con el mensaje U.S. las empresas están recibiendo de la administración entrante Trump.

La experiencia de U.S. negocios en China está empeorando. El gobierno canadiense y las empresas tienen que ser claros en sus objetivos a considerar en China con el fin de tener éxito, así como tener cuidado y capaz de reconocer cuando las acciones chinas no son necesariamente de largo plazo en beneficio de Canadá, de acuerdo a Paul Frazer, presidente del PD Frazer Associates y asesor de asuntos gubernamentales con sede en Washington en Canadá son estadounidenses. relaciones.

cambio de gabinete del primer ministro Justin Trudeau tiene como objetivo fortalecer la relación comercial de Canadá con China. mientras tanto, duras palabras del presidente electo Donald Trump en China ha oscilado entre las pérdidas de empleos en Estados Unidos a manipulación de la moneda. Se ha nombrado a los representantes comerciales de línea dura para continuar a ser duro sobre China.

"No creo que lo que el Sr.. Trump no con China será necesariamente extenderse negativamente a lo Canadá quisiera hacer con China,"Frazer dijo en una entrevista telefónica. Frazer ha servido previamente como ministro de los asuntos públicos en la Embajada de Canadá en Washington, como el consulado general en Nueva York, y en Praga como embajador en la República Checa y Eslovaquia.

Trabajar con China es una elevación mucho más pesado.

- Paul Frazer, presidente, PD Frazer Associates

Pero Frazer parece tener alguna escépticoISM sobre lo que Canadá está tratando de lograr con China. "No estoy seguro de que tenemos una idea clara de lo que Canadá quiere hacer con China todavía tampoco, o cómo se va a ir a tratar de alcanzar objetivos específicos ".

Frazer ha abogado por el gobierno canadiense para arder su propio camino y no simplemente montar los faldones de los Estados Unidos en las relaciones internacionales.

Las empresas canadienses dan cuenta de que sus mayores oportunidades de crecimiento se encuentran en China; sin embargo, el mayor reto ha sido la facilidad con la que puede hacer negocios en los Estados Unidos, Frazer dijo. Los Estados Unidos tienen la infraestructura, Imperio de la ley, y la transparencia que China no lo hace.

"Trabajar con China es una elevación mucho más pesado, como puedes imaginar,"Dijo Frazer.

"Buy America '

El aumento del espectro proteccionista no es nuevo y "Buy America" ​​no es algo que acaba de salir recientemente, Frazer dijo. "Se remonta muchos años y cada vez ha demostrado ser perjudicial".

Con las cadenas de suministro integradas profundamente a través de Canadá, los Estados Unidos, Méjico, y en el mundo, la preocupación es la reacción automática a las llamadas más fuertes para empotrar "Buy America" ​​donde quiera que se puede hacer. Cómo podría desencadenar respuestas de naturaleza similar en otras partes del mundo, lo que puede indicar una espiral descendente de mayor proteccionismo, es algo que nadie quiere ver, Frazer dijo. Esto amenazaría seriamente puestos de trabajo, tanto en Canadá y Estados Unidos.

Las empresas canadienses han estado diciendo que los reglamentos y las barreras comerciales que ya están sufriendo crecimiento de las exportaciones, de acuerdo con el Banco de Canadá de Encuesta de Expectativas de negocios lanzado ene. 9. "La percepción de creciente proteccionismo lleva una serie de empresas para mantener o construir una presencia extranjera,"El Banco de Canadá declaró.

China no va a estar acostumbrado a tratar con los gustos de Trump y esto podría hacer que sea más dispuestos a hacer negocios con Canadá, aunque en una escala mucho más pequeña.

"Cuando los canadienses tienen que tener cuidado es reconocer en los que pueden ser aprovechadas, donde son más un peón en un juego más grande,"Dijo Frazer.

En la reunión del Foro Económico Mundial de la próxima semana en Davos, Suiza, China será frente y al centro con una delegación "más grande que nunca" encabezado por el presidente Xi Jinping, "Lo que subraya la determinación de China para asumir un papel de liderazgo global como otras grandes potencias están trabadas por las luchas internas doméstica," de acuerdo a un Bloomberg informe. Los Estados Unidos. presencia será mínimo en términos históricos.

Canadá está en una posición vulnerable debido a su dependencia de las exportaciones. La economía ha estado de capa caída desde finales 2014 debido a los precios de las materias primas y la debilidad de crecimiento de las exportaciones abanderamiento.

Con el aumento del costo de producción en China, los inversores pueden empezar a buscar en otra parte del tiempo se tarda en establecer una mayor transparencia en las reglamentaciones y el Estado de Derecho.

Algunos alemán y U.S. empresas creen que el sentimiento proteccionista está aumentando en China. Los fabricantes alemanes tienen que utilizar los socios locales para la fabricación de automóviles en China.

La Cámara de Comercio de encuesta más reciente, realizada a principios de este año, mostraron que los obstáculos normativos están obligando a una pequeña porción de U.S. empresas que se mueven en eventos fuera de China. El ochenta y tres por ciento de tecnología, industrial, y las empresas del sector de recursos naturales son los más pesimistas sobre la actitud de Pekín hacia las empresas extranjeras. NOS. negocios en China eran menos rentables en China en 2015 en comparación con 2014.

NOS. Política

Una buena parte de la incertidumbre se enfrenta a las empresas canadienses, los cuales están en un modo de espera y ver, de acuerdo a una entrevista con Bloomberg con John Manley, presidente y CEO del Consejo de Negocios de Canadá.

Cuando se acerca la inauguración de Trump, el foco está recurriendo a cómo funcionará la administración.

Hacer las cosas no es una volcada y el Partido Republicano no está realmente unido, Frazer dijo. "Ha empapelado por el momento debido a que tienen un presidente que los llevó al baile con mucho éxito,"Dijo Frazer.

También dijo que debido a la tensión natural entre la Casa Blanca y el Congreso, podría haber un bajo rocoso después de enero. 20 como una serie de cuestiones se abordan, incluyendo la reforma de salud.

"No es un sistema parlamentario,"Dijo Frazer. "No es un primer ministro con una mayoría.

"Es un presidente que tiene que contar con la cooperación, colaboración, y la capacidad de convencer a la gente en el Congreso para hacer lo que le gustaría ver hecho.

"Y van a hacer retroceder".

Con aportes de Fan Yu

Siga Rahul en Twitter @RV_ETBiz

Leer el artículo completo aquí

Flags fly outside headquarters of chip equipment maker Aixtron in Herzogenrath, Germany on Oct. 25. Acquisition of Aixtron was blocked by President Obama last week.
(Oliver Berg/AFP/Getty Images)Flags fly outside headquarters of chip equipment maker Aixtron in Herzogenrath, Germany on Oct. 25. Acquisition of Aixtron was blocked by President Obama last week.
(Oliver Berg/AFP/Getty Images)

A Chinese company’s pending purchase of German chip equipment maker Aixtron SE was blocked by President Obama on the basis of national security concerns Dec. 2. The move underscores growing sentiments of increased scrutiny on Chinese investments in the West.

The presidential order effectively barred the acquisition of Aixtron and its U.S. subsidiaries by Fujian Grand Chip Fund. Aixtron was notified by the Committee on Foreign Investment in the U.S. (CFIUS) earlier that it would advise the president against approval of the merger.

The decision wasn’t unexpected. In late October, the German government withdrew its prior support for the €670 million ($714 millón) Aixtron-Fujian tie-up on “previously unknown security-related information.”

While CFIUS never discloses reasons for blocking cross-border deals, the decision is said to be driven by production techniques of a compound called gallium nitride, sources told Reuters. The little-known material—which Aixtron’s technology helps produce—is used in production of military equipment such as radar, antennae, and lasers. It suffices to say that the U.S. government isn’t keen on Beijing obtaining the military-grade technology.

Increased Inquiry

The Aixtron decision reflects growing sentiments in the U.S. and Europe against Chinese investments in general as the world’s No. 2 economy has overtaken the United States as the world’s biggest asset acquirer.

Sigmar Gabriel, Germany’s economics minister, has signed off on legislation to limit foreign acquisitions of EU companies involving “key technologies that are of particular importance.” German concerns over Chinese investments increased after Chinese appliance manufacturer Midea purchased German robotics and engineering firm Kuka earlier this year for €4.5 billion ($5.0 millones). Kuka is a key supplier to many German and U.S. industrial firms and defense contractors.

The United States is also ramping up review of cross-border deals. CFIUS earlier this year blocked a buyout of Lumileds, a lighting company under Dutch technology giant Philips NV, by Go Scale, a Chinese private-equity firm. En febrero, China Tsinghua Unigroup abandoned a proposed deal to purchase digital storage manufacturer Western Digital Corp. also due to impending CFIUS investigation.

Large swaths of Chinese industry are still off limits to foreign acquisition or foreign majority ownership.

Analysts believe that Chinese investments into U.S. companies will receive further scrutiny once President-elect Donald Trump enters office. During his presidential campaign, Trump pledged to conduct more stringent review of Beijing’s trade and economic policies.

China’s Protectionism

What Chinese companies encounter in the West today is still a far cry compared to the obstacles Western companies confront in China. Large swaths of Chinese industry are still off limits to foreign acquisition or foreign majority ownership, such as banking, securities, telecom, transporte, and professional services.

While some industries were taken off of the “restricted” list by Chinese authorities in recent years, some Western companies believe protectionism sentiments are increasing in recent months.

“German companies here feel that there has been a considerable rise in protectionism,” Germany’s ambassador to China, Michael Clauss, told Reuters.

“We are receiving more and more complaints, especially since the beginning of this year,” Clauss said. While German companies—especially the automakers—have benefitted from a growing Chinese economy in the past decade, they still must manufacture cars within China with local partners.

NOS. firms in China had similar experiences. In the most recent survey of American Chamber of Commerce in China conducted earlier this year, one in 10 NOS. companies with presence in China said they planned to move or had already moved a portion of their activities away from China due to regulatory obstacles.

Companies within the technology, industrial, and natural resources sectors were the most downbeat on Beijing’s attitude towards foreign companies—83 percent said they felt unwelcome. And the sentiments were reflected in their financials—64 percent of U.S. businesses in China were profitable last year, desde 73 por ciento en 2014.

Leer el artículo completo aquí